Descansa mamá: Estrategias para que tu bebé duerma toda la noche

Sabemos que en las primeras semanas de vida de tu pequeño no puedes imponer un horario de sueño o enseñarle a dormir toda la noche; tu pequeño necesitará alimentarse en periodos de horas muy cortos, así que es normal que no duerma de corrido….

 

La base para que no se te agote la energía por completo está en tratar de dormir cuando él duerma. Debes tener en cuenta que la falta de sueño puede hacerte propensa a la depresión, e incluso crear problemas en tu alimentación y en tu relación de pareja.

 

Pero nos hemos dedicado a recolectar estas sugerencias efectivas para ayudar a tu bebé a dormir toda la noche, y por supuesto, a que tu también descanses:

 

1. Durante las tres o cuatro primeras semanas, procura envolver a tu bebé con una mantita que lo haga sentir más cómodo y seguro. En inglés se conoce como “swadling” – es como un abrazo con la mantita, lo que asemeja la comodidad y calidez que sentía cuando estaba en tu vientre.

 

2. A partir de las 6 semanas, puedes reforzar el ritmo biológico de tu bebé estableciendo una rutina para ir a dormir. Una buena idea es, hacia la misma hora en la tarde, dale un baño relajante, léele un libro, dale de comer o cántale una canción de cuna, al acostarlo se sentirá agotado por el número de actividades que en el día compartieron. Trata de levantarlo por la mañana a la misma hora cada día, y ponlo a dormir la siesta a las mismas horas cada día.

 

 

3. Haz que la alimentación nocturna sea tranquila y que la alimentación diurna sea social, es decir: por la noche, habla en tono bajo ni enciendas la luz cuando lo alimentes, y durante el día, haz lo contrario: trata las comidas como oportunidades para cantar, hablar e interactuar con tu pequeño.

 

4. Marca la diferencia entre las siestas y el sueño nocturno, puedes usar un moisés en una habitación que no sea el dormitorio habitual de tu bebé para tomar pequeñas siestas luego de comer o interactuar con tu pequeño, en cambio, por las noches, será necesario que duerma en su habitación con las luces apagadas y en un clima de silencio y tranquilidad.

 

Ahora bien, hacia los 3 meses, tu bebé debería haber desarrollado un patrón de dormir ya que se alimenta menos veces por la noche; alrededor de los 4 y 6 meses, la mayoría de los bebés son físicamente capaces de dormir entre 8 y 12 horas seguidas.

 

Si no estás segura si tu bebé está listo para aprender a dormir toda la noche de corrido, puedes acudir con tu pediatra.

 

 

 

 

Share on Facebook
Please reload