¡Ayuda! Mi bebé es alérgico a la leche

 

Darle leche a un bebé parece tan normal que resulta extraño cuando no la reciben bien y hasta les causa problemas de salud. Por eso aquí te dejamos algunos puntos para que te des cuenta si sufre de algún tipo de alergia o intolerancia a la lactosa, y para que sepas cómo tratarlo.

 

Existen ciertas señales muy claras que te indican que tu bebé está teniendo problemas procesando los lácteos. Lo mejor es cortarle el suministro hasta que vea a su pediatra, pues dependiendo de su condición, se le recomendará alguna alternativa. De lo que hay que estar conscientes es que hay diferencia entre intolerancia a la lactosa y alergia a leche; por esto, aquí te dejamos las reacciones de tu bebé que pueden delatar una o la otra:

  1. ALERGIA

    • Si escupe mucho y frecuentemente.

    • Si da muestras de náuseas.

    • Si tiene dolor abdominal.

    • Si se le dificulta ganar peso.

    • Si tiene ojos llorosos y nariz tapada.

    •  

  2. INTOLERANCIA

    • Si tiene gases.

    • Si tiene el estómago hinchado.

    • Si tiene síntomas de cólicos como irritabilidad.

¿CÓMO SE TRATA?

Hay varias maneras, pero la principal, como mencionamos, es llevar al bebé con el pediatra para que lo diagnostique. Algunas de las soluciones que podrían recomendarte es que cambias de fórmula pues existen algunas en que las proteínas lactosas están desmanteladas y así son más fácilmente digeribles por los infantes.

 

Otra alternativa sería que si estás amamantando, dejes de consumir productos lácteos y así la consumición de tu bebé se verá menos afectada por esas proteínas que pueden causarle tanto alergia como intolerancia.

Ricitos de Oro, ¡tan natural como el amor por tu bebé!

 

Share on Facebook
Please reload